HomeRadio Vaticano
foto testata   
otros idiomas  

     Home > Iglesia > Noticia del 2013-07-03 13:56:38
A+ A- Drucken



De aquí a la eternidad, por la vía de la fe



(RV).- Concluirá este viernes, después de poco más de dos años y medio, el proceso diocesano sobre la vida, las virtudes heroicas y la fama de santidad del cardenal vietnamita François-Xavier Van Thuan, fallecido el 16 de septiembre de 2002. En 1975, pocos meses después de ser nombrado arzobispo, fue encarcelado durante 13 años, de los cuales 9 en aislamiento total por su fe.
El viernes, después de una solemne celebración eucarística en la Basílica de San Antonio de Padua, en Roma, en el auditorio del Antonianum será presentada la traducción italiana de las seis cartas pastorales del Cardenal Van Thuan, escritas entre 1968 y 1973, publicadas por la Librería Editrice Vaticana con la colaboración del Consejo Pontificio Justicia y Paz. Sobre la figura del cardenal Van Thuan, Fausta Speranza habló con el postulador, Waldery Hilgeman:

(audio) RealAudioMP3 “Estuvo prisionero bajo el régimen comunista en Vietnam. Encarcelado sin un proceso legítimo durante 13 años, incluyendo nueve en total aislamiento, sin renunciar a su fe, sin aceptar nunca compromisos. El cardenal es muy famoso por una cruz pectoral, que una vez liberado mostraba a menudo y que se convirtió en símbolo de su encarcelamiento, así como de su espiritualidad. Construyó esta cruz en la prisión, con piezas de madera que le proporcionaron sus propios guardias, y construyó una cadena con un cable eléctrico. Una vez creado cardenal, siguió llevando esta cruz, símbolo de su encarcelamiento y un símbolo de la espiritualidad”.


El cardenal Van Thuan dio un fuerte testimonio en la cárcel, pero este testimonio luego continuó sin ningún tipo de rencor ni odio contra sus carceleros: nunca una mala palabra, siempre con un testimonio fuerte del amor. ¿No es así?


(audio) RealAudioMP3 “Sí, y no podría ser de otra manera. Los guardias que lo mantuvieron bajo control, en la cárcel, le decían: "Si un día, te liberan, ¿nos vas a hacer perseguir?" 'No, en absoluto" respondía. “¿Vas a hacer que nos maten?": Por supuesto que no. Yo os amo. "¿Cómo tú nos amas?"" Sí, por supuesto" Y éste es mensaje que el cardenal transmitió a los que eran sus "enemigos". Y así, una vez puesto en libertad, esta espiritualidad de Jesús, abandonado en la cruz, se convirtió en el símbolo de su obra. Una vez liberado, tuvo el honor de predicar los ejercicios a la Curia Romana y no fueron ejercicios elegidos al azar: fueron los del año 2000, en los albores del Tercer milenio. Fue llamado por el Papa Juan Pablo II, quien dijo: "Monseñor, me gustaría que predicara estos ejercicios a la Curia Romana." Y él respondió con asombro: "Su Santidad, pero yo he estado en la cárcel, no estoy actualizado desde el punto de vista teológico. ¿Qué puedo decir " Y el Papa respondió con prontitud:" ¿Cuéntenos su experiencia". Cuando un Papa invita a un obispo a contar su experiencia, lo invita a convertir aquella experiencia, en cierta manera, en magisterio de la Iglesia. Predicó aquellos ejercicios, que luego se publicaron y este libro se ha convertido en un best-seller. Esto resume un poco lo que es la espiritualidad de Van Thuan, que nació del sufrimiento y del abandono en la cárcel”.

ER - RV




Comparte






Quiénes somos Horario de programas Contacto Producción RV Links Otros idiomas Santa Sede Ciudad del Vaticano Celebraciones litúrgicas del Papa
All the contents on this site are copyrighted ©. Webmaster / Credits / Aviso legal / Publicidad