HomeRadio Vaticano
foto testata   
otros idiomas  

     Home > Iglesia > Noticia del 2013-07-08 10:25:18
A+ A- Drucken



rantes cautivos de su condición, desterrados



REFLEXIONES EN FRONTERA
jesuita Guillermo Ortiz

(RV).- (Con audio) RealAudioMP3 “Los tratantes nos dijeron que navegáramos siempre derecho, siguiendo esa estrella. De día la estrella no se ve. Nosotros dijimos: Vamos. O morimos o nos salvamos” relató un migrante clandestino, confesando que de once personas que salieron del norte de África solo se salvaron dos.

Lampedusa, es puerta de Europa para miles de migrantes, la Isla más al sur de Italia y a solo 113 kilómetros de África, en el corazón del Mar Mediterraneo, convertido hoy en cementerio de la vida y la esperanza de tantos.

“El cuerpo sin vida de un naufrago es un fracaso de la sociedad”, afirmó el párroco de la isla que escribió a Francisco invitándolo a visitarlos.

Es la vida en riesgo al límite. Lampedusa representa el riesgo de la vida de tantas personas en tantos lugares de tránsito del mundo. Veinte mil muertos registrados; 20 mil personas para quienes la tabla de salvación se convirtió en el mar en lápida de cementerio. Treinta mil personas rescatadas en el mar.

A las 9,26 de Roma, Papa Francisco arrojó en el mar Mediterráneo una corona de flores, en un momento de oración por los muertos. Y, en un viaje que es un acto de compasión, de piedad y claramente penitencial, de pedido de perdón, desembarcó en el Muelle Falovoro, el mismo de los migrantes, para encontrarse con los refugiados y rezar con ellos, por los muertos y pidiendo perdón junto a estos olvidados de todos, desterrados, no solamente aquí, sino en muchos lugares del mundo.




Comparte






Quiénes somos Horario de programas Contacto Producción RV Links Otros idiomas Santa Sede Ciudad del Vaticano Celebraciones litúrgicas del Papa
All the contents on this site are copyrighted ©. Webmaster / Credits / Aviso legal / Publicidad