HomeRadio Vaticano
foto testata   
otros idiomas  

     Home > Iglesia > Noticia del 2013-07-16 12:24:24
A+ A- Drucken



Por nuestra dignidad y el bien común queremos pan y trabajo para todos



Por nuestra dignidad y el bien común queremos pan y trabajo para todos


REFLEXIONES EN FRONTERA
jesuita Guillermo Ortiz



(RV).- (Audio) RealAudioMP3 Justo en el límite entre lo que es propiamente la Ciudad de Buenos Aires y donde empiezan los barrios inmensos de obreros del Gran Buenos Aires, el tren se detiene debajo de la avenida de circunvalación y en la misma esquina del santuario de San Cayetano, en Liniers, donde Bergoglio como obispo de la ciudad estaba siempre presente.

San Cayetano es un sacerdote italiano experto en las leyes civiles y eclesiásticas, que fue protonotario apostólico del Papa Julio II y en 1524 fundó la orden de los Teatinos.

En el santuario de Liniers, la imagen lo presenta como un sacerdote con sotana y estola que sostiene en sus brazos a Jesús niño y una espiga de trigo, porque hacia fines del siglo XIX un campesino que necesitaba una buena cosecha, le pidió lluvia a san Cayetano dejándole una espiga de trigo. ¡Llovió muchísimo! Después, con otros milagros más, se transformó poco a poco en el santo de la Providencia, patrono del pan y del trabajo en Argentina. Especialmente en estas últimas décadas del país, con la terrible injusticia de la falta de trabajo, el trabajo precario, los salarios bajos, el crecimiento de la pobreza, la gente agradece en el santuario el 7 agosto cuando tiene pan y trabajo, cuando consigue trabajo y sobre todo cuando lo necesita.

Como, además de las confesiones y las misas, el rito consiste en pasar frente al santo para rezarle tocándolo con las manos o los ojos, la fila interminable de oración de gratitud o petición se transforma en una manifestación que con solo la devoción a san Cayetano denuncia la grave situación social del país.


REFLEXIONES EN FRONTERA
jesuita Guillermo Ortiz

(RV).- (Audio):RealAudioMP3 Hasta los Pentecostales se hicieron bendecir rosarios por Francisco en la favela Varginha de Río de Janeiro.Muchas cosas relata con gusto y alegría Papa Francisco, haciendo memoria de su viaje a Brasil por la Jornada Mundial de la Juventud, entre ellas su entrada en el templo Pentecostal de la favela. Refiere que mientras iban caminando, saludando a la gente, alguien a su lado le indicó que estaban pasando frente al templo Pentecostal lleno de gente. Los pentecostales son de los nuevos movimientos religiosos cristianos. Francisco se detuvo y entró. Cuenta que todos lo recibieron con mucho respeto y alegría. Entonces, Francisco los invitó a rezar un padrenuestro. Inmediatamente después -relató el mismo- gritaron ¡Viva el Papa! y ellos, que teóricamente rechazan el culto a las imágenes, sacaron rosarios y le pidieron que se los bendijera.
Algún entendido afirma que estas personas han sido católicas y que por una u otra causa se fueron y entraron en estos movimientos religiosos. Siguen siendo cristianos y el sustrato, la base, es el catolicismo, en tantos hombres y mujeres latinoamericanos donde el 80 % es bautizado en la Iglesia Católica.
La actitud de Francisco que recibe a todos, dialoga e interactúa con todos, pensando en la enorme dignidad de la persona humana y en el bien de todos, es algo que ayuda mucho a pensar, a unir a la gente, a vivir como hermanos.
El Protocolo de Francisco

(RV).- (Audio) RealAudioMP3 Es un problema para algunos que Francisco sea un Papa fuera de protocolo. A los que necesitan del protocolo para distinguirse y hacer valer su importancia, su poder y autoridad; a los que dan más importancia al aparecer y parecer que al ser, el modo de ser y proceder de Francisco al margen del protocolo, los saca de quicio porque los deja afuera.

Sin embargo, el Obispo de Roma, tiene un protocolo y habló de este protocolo, ciertamente distinto, durante el encuentro con los jóvenes argentinos en la JMJ, el jueves 25 de julio, cuando después de la visita a la “favela” de Varginha, pasó por la catedral de Río de Janeiro para ver, saludar, compartir con sus paisanos. Allí Francisco, después de decirles a los jóvenes que quería lío, “¡quiero que la Iglesia salga a la calle! ¡Quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos”, dijo y se preguntó: “¿Qué tenemos que hacer, padre?”, “Mirá –respondió-, leé las Bienaventuranzas que te van a venir bien, y si querés saber qué cosa práctica tenés que hacer, leé Mateo 25, que es el protocolo con el cual nos van juzgar, con esas dos cosas tienen el programa de acción”.

Para el que sabe oír o leer está bien claro: el protocolo de Francisco es el Evangelio donde Jesús habla del juicio último y dice: “Porque tuve hambre y me dieron de comer; tuve sed y me dieron de beber; fui forastero y me recibieron; desnudo y me vistieron; enfermo y preso y me visitaron… Lo que hicieron con uno de mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicieron. (Cfr. Mateo 25,31-46)

El que quiera entender que entienda. Se trata de un protocolo ciertamente diferente al que esperan algunos. Se trata del protocolo del amor, de la caridad que nos pide Jesús con el hermano.


REFLEXIONES EN FRONTERA
jesuita Guillermo Ortiz

Jesús y su Iglesia en el centro, no el jesuita, dijo Francisco


(RV).- (con audio) RealAudioMP3 Como un jesuita más entre los tantos jesuitas que hoy concelebramos, Papa Francisco presidió la misa del 31 de julio, fiesta de San Ignacio de Loyola, en la Iglesia del Gesù en Roma, sin séquito ni pompa. Como un hermano; un compañero más en la comunidad grande de la Compañía de Jesús.

Como un padre nos habló de la doble centralidad en la vida de jesuita y de la Compañía de Jesús: la centralidad del misterio de Jesús y la centralidad de la Iglesia frente a mis propio querer e interés. ¿Jesús es realmente el centro de mi vida? se preguntó, para invitarnos a dejarnos conquistar por Cristo para afrontar el futuro. Poniéndose también él la pregunta recordó lo de san Ignacio en los Ejercicios Espirituales frente a Jesús crucificado: “¿Qué hice por Cristo, qué hago por Cristo, que haré por Cristo?”.

El jesuita Obispo de Roma insistió también en la “vergüenza” que siente el jesuita por no estar a la altura; de la vergüenza que viene del coloquio de misericordia con Jesús; ante la desproporción entre su sabiduría y mi necedad, su bondad y mi malicia. Pero reconociendo que somos vasijas de barro que llevan un tesoro.
Fuera del texto preparado, el Sucesor de Pedro y Vicario de Cristo dejó dos imágenes fuertes para la Compañía. Dijo que le hacía bien pensar en el atardecer de la vida del jesuita, en san Francisco Javier que muere sin nada mirando hacia China, ardiente en su deseo de evangelizar y en el atardecer ejemplar del padre Pedro Arrupe.

Su presencia natural, sencilla; sus gestos, su voz hablaron también de la centralidad de Cristo y de la Iglesia en la vida misma de Francisco; el jesuita Papa.


Jesús y su Iglesia en el centro, no el jesuita, dijo Francisco

(RV).- (con audio) RealAudioMP3 Como un jesuita más entre los tantos jesuitas que hoy concelebramos, Papa Francisco presidió la misa del 31 de julio, fiesta de San Ignacio de Loyola, en la Iglesia del Gesù en Roma, sin séquito ni pompa. Como un hermano; un compañero más en la comunidad grande de la Compañía de Jesús.

Como un padre nos habló de la doble centralidad en la vida de jesuita y de la Compañía de Jesús: la centralidad del misterio de Jesús y la centralidad de la Iglesia frente a mis propio querer e interés. ¿Jesús es realmente el centro de mi vida? se preguntó, para invitarnos a dejarnos conquistar por Cristo para afrontar el futuro. Poniéndose también él la pregunta recordó lo de san Ignacio en los Ejercicios Espirituales frente a Jesús crucificado: “¿Qué hice por Cristo, qué hago por Cristo, que haré por Cristo?”.

El jesuita Obispo de Roma insistió también en la “vergüenza” que siente el jesuita por no estar a la altura; de la vergüenza que viene del coloquio de misericordia con Jesús; ante la desproporción entre su sabiduría y mi necedad, su bondad y mi malicia. Pero reconociendo que somos vasijas de barro que llevan un tesoro.
Fuera del texto preparado, el Sucesor de Pedro y Vicario de Cristo dejó dos imágenes fuertes para la Compañía. Dijo que le hacía bien pensar en el atardecer de la vida del jesuita, en san Francisco Javier que muere sin nada mirando hacia China, ardiente en su deseo de evangelizar y en el atardecer ejemplar del padre Pedro Arrupe.

Su presencia natural, sencilla; sus gestos, su voz hablaron también de la centralidad de Cristo y de la Iglesia en la vida misma de Francisco; el jesuita Papa.


Papa Francisco va del Corazón a las Periferias

(RV).- RealAudioMP3 La procesión que va por dentro del corazón de los jóvenes de la JMJ continúa. La JMJ Río 2013 es un momento especial del camino de los jóvenes en el seguimiento de Jesús, pero es un momento. Es un momento de un proceso histórico y personal de cada joven que inició en 1987 con Juan Pablo II en Buenos Aires. La trajinada cruz del Año de la Redención da testimonio de esta larga historia, que sin embargo continúa siendo joven y nueva, en el corazón de cada uno de sus protagonistas.

Los jóvenes regresan a sus diócesis con una cruz y el libro del misionero, pero dentro del corazón continúa el proceso; un proceso interior espiritual que tiene como clave la escucha de lo que Jesús dice a cada uno en el corazón y la aceptación de la misión que Jesús da a cada joven.

Se trata de una historia dentro de la familia católica, que continúa con la JMJ como eje, paradigma, referente para los jóvenes, con el Papa como guía espiritual en este proceso interior de discernimiento.

Por eso, para Radio Vaticana en lengua española, la noticia no es esa de hoy que mañana ya es vieja, para Radio Vaticana en español la noticia es siempre joven y nueva, porque nuestra noticia es el mismo Jesucristo que es el más joven de los jóvenes, no puede envejecer. Jesús entregó su vida joven en sacrificio de amor; fue asesinado joven y resucitó joven, para dar a su familia de la Iglesia su Espíritu joven de Amor, que no se marchita ni se agota jamás.

Y este Jesús joven actúa hoy en el corazón de los jóvenes. También en el tuyo. “¿Qué te dice Jesús en tu corazón?” fue una de las preguntas del Papa a los jóvenes en la JMJ.

Radio Vaticana quiere ayudar al Papa en su trabajo. Ofrece el eco de la JMJ para que sea profundizada y madurada al interno del corazón de cada uno, porque la JMJ continúa más intensa que nunca… pero por dentro.


REFLEXIONES EN FRONTERA


jesuita, Guillermo Ortiz

(RV).- (Audio) RealAudioMP3 Acunando como un niño feliz la réplica de madera de Nuestra Señora de Aparecida que recibió de regaló, es como vimos a Francisco al término de la misa en el Santuario de Aparecida el miércoles 24 de julio.

Esta visita no estaba en el programa inicial, pero Francisco, ciertamente, no puede ir a Brasil sin visitar la casa de la Madre, regazo y corazón espiritual de la familia. De modo que el Obispo de Roma lo agregó en la agenda como lo primero que se debe hacer, es decir, la oración en la que se puso él mismo en manos de la Virgen, y con él a todo Brasil y a todos los jóvenes de la JMJ Río 2003, convencido de que una buena madre jamás abandona a sus hijos.

De regreso de los 200 kilómetros que separan Aparecida de Río, en un acto que tampoco estaba previsto en el programa inicial el Papa visitó a los jóvenes en recuperación de droga y alcohol en el Hospital de San Francisco de Asís de la Providencia de Dios. Allí se fundió en un abrazo estrecho y largo con dos jóvenes que dieron testimonio de su gratitud por el camino de salida del infierno de la dependencia química que les ofreció esa comunidad.

De esta manera el Sucesor de Pedro ejecutó ya, en su primer día de actividad en Brasil, la dinámica de vida de la que da testimonio en cada uno de sus pasos y a la que nos invita constantemente: ir del corazón a las periferias existenciales; de la oración a la carne de Cristo en el que sufre; de la fe fuerte a la acción concreta, que terminan siendo una cosa sola que no se pueden separar.

El mismo Francisco de Roma, el gran padre espiritual, está hora entero, en acción en la JMJ de Brasil.



Francisco defiende la pertenencia de los jóvenes al tejido social

(RV).- (Audio) RealAudioMP3 Como un verdadero “padre” ocupado con su familia; en los jóvenes y los ancianos de la familia grande, así vemos y escuchamos al Obispo de Roma en estos días.

Antes del viaje rogó a la Virgen en Santa María Mayor y pidió que se lo acompañe espiritualmente con oraciones por los jóvenes y por él.

Dijo que los jóvenes son los verdaderos protagonistas de la JMJ, que los jóvenes quieren escuchar la voz de Jesús y aceptar la misión que Jesús les da. Pienso que con esto no da un paso al costado del protagonismo de sus gestos y de su voz, sino que se ubica en el verdadero lugar de “padre espiritual” que acompaña, que ayuda en el discernimiento de los jóvenes en el encuentro con Jesús.

Durante el viaje a Río, en el avión con los periodistas, habló de los jóvenes pero sin olvidar a los ancianos “porque un pueblo tiene futuro si va adelante con todos”, dijo, después de afirmar que lo importante para él es encontrar a los jóvenes “no aislados de su vida, sino en el tejido social, en la sociedad porque cuando aislamos a los jóvenes cometemos una injusticia: les quitamos su pertenencia… Una pertenencia a una familia, a una patria, a una cultura, a una fe.”

Después de afirmar que a los jóvenes se los debe considerar insertos en su sociedad de pertenencia, el Papa denunció “la cultura del descarte” con tantos jóvenes sin trabajo. “¡Tenemos que cortar con la cultura del descarte!” dijo-, y pidió la cultura de la inclusión, del encuentro, “debemos hacer un esfuerzo para incluir a todos en la sociedad”.

En Río, Francisco es un padre espiritual de los jóvenes, ocupado también por la inclusión de los jóvenes en su sociedad de pertenencia.


Ladrones de esperanza


(RV).- (Audio) RealAudioMP3 La sirena de la ambulancia terminó de despertar a la gente esta mañana. Es muy joven pero está gravemente herido, lo encontraron tirado en la calle casi muerto por una sobredosis. ¿Revivirá? Y si vuelve a abrir los ojos ¿podrá recuperarse de su adicción cuando el cuerpo está tan afectado?

Recemos por Andrés, pero concientes que la sirena de la ambulancia no delata a todos los jóvenes heridos de tu ciudad y del mundo, que mueren o agonizan víctimas de nuestra sociedad que antes de matar a los jóvenes les aborta los sueños.
Sí, porque ¿quién puede afirmar que Andrés antes del coma por la sobredosis, no estaba ya quebrado en su corazón porque no puede estudiar, no consigue trabajo en ninguna parte y por tanto no puede soñar una familia?

“Es él el responsable de su situación” juzgó uno a mi lado, mientras los enfermeros lo cargaban en la ambulancia. Puede ser, yo no digo que sea inocente de los pies a la cabeza, pero ¿qué hago yo, que hacés vos por el joven que tenés hoy a tu lado?; ¿te interesas por su futuro o también sos un ladrón de esperanza?

¡Cómo necesitan esperanza los jóvenes!
Papa Francisco llega a Brasil para la JMJ 2013, como el padre y pastor que quiere tocar, acariciar la carne de Cristo en el corazón en carne viva de tantos jóvenes desanimados, confundidos, heridos, usados y descartados por la sociedad. Repetirá lo que ya dijo aquí en Roma: ¡No se dejen robar la esperanza! Pero lo dirá convencido, porque el encuentro con Jesucristo vivo, es lo único que puede liberar a los jóvenes y ayudarlos a alcanzar la victoria soñada.

Bendiga Dios la JMJ 2013 en Río, y también a todos los jóvenes que reciban el eco.



Jornada Mundial de la Juventud en el Espíritu de Aparecida


(RV).- (Audio) RealAudioMP3 En su primer viaje apostólico internacional, Papa Francisco llega a Brasil el 22 de julio, para la Jornada Mundial de la Juventud Río 2013.

En plena Latinoamérica, creo que es muy interesante considerar la feliz y providencial coincidencia del lema de la JMJ 2013: “Vayan y hagan discípulos en todas las naciones”, con el espíritu de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y Caribeño de 2007, que puso a la Iglesia Latinoamericana en estado de misión.

Si bien en el Documento de Aparecida, hay un espacio importante para los jóvenes, todo el documento está elaborado por una Iglesia joven; una Iglesia en la que el evangelio se incultura desde hace solo 500 años.

La V Conferencia fue rezada, discutida, redactada, compartida, pensando en los “discípulos misioneros de Jesucristo” que son de manera particular los jóvenes.

Es una Iglesia joven que invita a los jóvenes al encuentro con Jesucristo, considerando que no se puede ser discípulo sin ser misionero. Las palabras discípulo misionero, van juntos, unidas, no se pueden separar, son una misma cosa.

Bergoglio que fue responsable de la redacción del documento y protagonista especial de la V Conferencia inicia su recorrido rezando en el santuario de nuestra Señora de Aparecida donde se celebro la V Conferencia. Como ya lo hemos visto y oído como Papa, Bergoglio hace visible también en Roma el Espíritu de Aparecida, lo pone continuamente en práctica el pone continuamente en práctica. Por lo tanto, el Espíritu de la V Conferencia vibrará con fuerza en la JMJ de Río de Janeiro.

Vos que sos joven, aunque no participes en el mismo Río de Janeiro de la Jornada ¿Cómo te preparás para sintonizar este Espíritu?


Jóvenes en encrucijada con el Papa en Río


(RV).- (Audio) RealAudioMP3 La mayoría de los jóvenes habita existencialmente una encrucijada de caminos. Élla, él, tienen que elegir y decidir su opción fundamental de vida, o están dando los primeros pasos en esa opción. A esta situación existencial -tan importante no solo para la persona, sino para la familia de la Iglesia y la sociedad porque es el momento en el que la persona discierne, es decir trata de conocer lo que siente para decidir según sus talentos, su vocación-, llega Papa Francisco con la Jornada Mundial de la Juventud en Río.

El obispo de Roma es conciente de que se trata de una periferia, porque hay muchos jóvenes heridos y no solamente por las renuncias que una vocación significa, sino por experiencias negativas de familia, de vida y sobre todo por la cultura, que los agrede con violencia con la falta de posibilidades de estudio, de trabajo, de formar una familia. Por eso Francisco ha repetido a los jóvenes: “No se dejen robar la esperanza”. Es el corazón joven que pulsa en carne viva, donde llega Papa Francisco con mucho entusiasmo, a la JMJ.

Desde que Juan Pablo II la convocara por primera vez en 1985, la JMJ resulta un referente universal de la experiencia capital de encuentro y diálogo con Jesús y del discernimiento del modo mejor de seguirlo, también para los jóvenes que no participan directamente.

Con gran experiencia de acompañamiento y formación de jóvenes en el encuentro con Jesús, tanto como formador de jesuitas en Argentina, como en su condición de obispo de Bs. As., muy cercano a los jóvenes, Papa Francisco viaja ahora a Río de Janeiro decidido, contento de compartir este encuentro; convencido de que se trata de una frontera existencial crucial para la Iglesia y la sociedad. En un diálogo cercano, directo, Francisco invitará a los jóvenes al encuentro profundo con Jesús en la oración y en la carne del que sufre; a recibir en sus corazones la misión que Cristo les da.


Cuatro meses de Francisco entre la gente

(RV).- (Con audio) RealAudioMP3 En el límite entre los que llegan a la plaza de san Pedro por sus propios medios y los que son llevados por otros, como son los niños y los enfermos, ahí hemos visto a Papa Francisco detenerse larga y generosamente, para saludar, bendecir, abrazar, besar. Dedica más tiempo a estas personas que a la misma Catequesis de los miércoles, por ejemplo.

Lo hemos visto atravesar las puertas de la cárcel de menores de Casal de Marmo, para lavar y besar los pies de los detenidos. Y también caminar sobre el borde mismo del abismo que ya se ha tragado a más de 19 mil ahogados; con los migrantes ilegales en Lampedusa.

Regresa siempre a la frontera que habita. Porque la casa Santa Marta tiene al frente el santuario de san Pedro, pero inmediatamente detrás hay una calle de la ciudad Roma.

Los cuatro meses de Francisco, son un derroche de tiempo en encuentros, diálogos, gestos concretos, sobre márgenes y periferias existenciales; en interacción con personas concretas, en un mano a mano directo, sin barreras, ni intermediarios. De tal modo que la actual cátedra de Pedro, ya no está representada por ninguna “silla”, sino por la misma persona, por el mismo cuerpo de Francisco en movimiento, con un magisterio de gestos valientes, de testimonio coherente; un magisterio manifestado también con palabras sencillas, claras y directas.

Son cuatro meses de puro Evangelio. Papa Francisco reedita, de algún modo, lo que sucedió en Tierra Santa hace 2 mil años.

Pero esto ¿es por Francisco? Permítanme decir que no. Esto es por Jesucristo, porque Jesucristo está vivo, resucitado. Y actúa hoy en Roma y en el mundo. Como actúa desde hace tiempo en el corazón de Papa Francisco, desde cuando llamó a Jorge Mario Bergoglio a amarlo y servirlo como sacerdote y él respondió que sí.




Comparte






Quiénes somos Horario de programas Contacto Producción RV Links Otros idiomas Santa Sede Ciudad del Vaticano Celebraciones litúrgicas del Papa
All the contents on this site are copyrighted ©. Webmaster / Credits / Aviso legal / Publicidad