HomeRadio Vaticano
foto testata   
otros idiomas  

     Home > Iglesia > Noticia del 2014-03-11 11:56:22
A+ A- Drucken



Cercanía ante el sufrimiento de su pueblo en el mensaje de Cuaresma de los Obispos paraguayos



(RV).- (Con audio) RealAudioMP3 En la conclusión de su primera Asamblea Plenaria de este año, el Episcopado paraguayo hizo público su Mensaje para la Cuaresma, en que presenta una realidad nacional cargada de problemas y de sufrimientos para su pueblo.

Dirigiéndose especialmente a las queridas Familias, en el mensaje firmado el pasado 7 de marzo, los Obispos del Paraguay se hacen eco del mensaje del Papa Francisco para este tiempo litúrgico centrado en Jesucristo, quien se hizo pobre para enriquecernos, tal como dice el Apóstol Pablo.

Se trata de la lógica del amor, escriben estos prelados y destacan que la pobreza de Cristo que nos enriquece consiste en el hecho de que se hizo carne, cargó con nuestras debilidades y nuestros pecados, comunicándonos la misericordia infinita de Dios. La pobreza de Cristo es la mayor riqueza: la riqueza de Jesús es su confianza ilimitada en Dios Padre, es encomendarse a Él en todo momento, buscando siempre y solamente su voluntad y su gloria”, afirman glosando un párrafo del mensaje para esta Cuaresma del Papa Francisco.

También comparten con los fieles paraguayos que en los dos primeros días de su Asamblea se reunieron con los Superiores de las Congregaciones de Vida Consagrada, compartiendo con ellos la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium del Papa Francisco. Y destacan que él nos invita a la alegría pascual del encuentro con Cristo, y del compartir generoso de la Buena Noticia.

La Iglesia en América Latina – escriben – está en "onda misionera”, desde la Conferencia de Aparecida del año 2007. Y explican que su lectura los ha llevado a tomar muy en serio el llamado a la “conversión pastoral” lanzado por el Santo Padre Francisco.

Al compartir sobre la realidad nacional los obispos paraguayos escriben que ven el sufrimiento del pueblo, que se ha de orientar hacia la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor Jesús. Y afirman que les preocupa la suerte de las familias campesinas agredidas en su salud, en su integridad y en su cultura, porque están “desplazadas” por la presión de fumigaciones tóxicas y, tal vez, de muchos establecimientos agro-ganaderos que no respetan las leyes ambientales. También lamentan que ni siquiera aportan al Estado, en forma de impuestos, para una redistribución justa de la inmensa riqueza generada en su país.

Agrede a la razón, a la ley natural y a las buenas costumbres el proyecto de origen internacional, y que está implementado por el Ministerio de Salud, introduciendo en nuestras familias e instituciones educativas, en vez de la naturaleza del varón y la mujer, el concepto ambiguo de la “ideología del género” y otras visiones erradas de la sexualidad, escriben asimismo los obispos paraguayos.

Vemos cómo el respeto a la vida, desde su concepción hasta su muerte natural, está siendo amenazado en varios ámbitos, dicen. Y entre otros puntos de la reflexión recuerdan las múltiples necesidades de las comunidades indígenas; el deterioro que arrastran de todo el sistema educativo nacional; el escándalo ininterrumpido de la corrupción moral; la politización con fines partidistas de las instituciones del Estado que deberían resguardar su autonomía e independencia; y la cantidad de jóvenes desocupados y de familias indigentes por falta de fuente de empleo digno.

Orientemos siempre nuestra vocación a la alegría cristiana y a la santidad, concluyen, siendo sencillos discípulos misioneros de Jesucristo para la vida de nuestro Pueblo. Mientras se despiden encomendándose a la intercesión de los Santos Mártires Roque González y Compañeros, y a la protección materna de María, Virgen de Caacupé.

(MFB – RV).




Comparte






Quiénes somos Horario de programas Contacto Producción RV Links Otros idiomas Santa Sede Ciudad del Vaticano Celebraciones litúrgicas del Papa
All the contents on this site are copyrighted ©. Webmaster / Credits / Aviso legal / Publicidad