HomeRadio Vaticano
foto testata   
otros idiomas  

     Home > Iglesia > Noticia del 2014-04-15 14:30:57
A+ A- Drucken



En el Espíritu de Aparecida



P. Antonio Grande

Servidores del bien común y la paz social RealAudioMP3

(RV).- La Iglesia con su estilo de madre que da vida a muchos por medio del Bautismo, busca acompañar a sus hijos a un crecimiento integral en su fe en el Señor Jesús, es el camino de los Sacramentos de Iniciación Cristiana. Al mismo tiempo, procura servir para que cada cristiano desarrolle su vocación en la Iglesia y en la sociedad.

La opción preferencial por los pobres y sufrientes integra la acción evangelizadora. La Iglesia, acompaña a todos los hermanos en sus situaciones de sufrimiento, particularmente quienes sufren más la marginalidad social y la lejanía de los medios de salvación. E ilumina y anima a todos a colaborar con su compromiso para ayudar a encontrar las respuestas que buscan tantas familias para la buena educación de sus hijos, el trabajo digno, la cobertura en su salud, poder ejercitar sus derechos y deberes en la vida social y política. Refiriéndose al proceso evangelizador, Aparecida en el número 399, afirma:

“Asumiendo con nueva fuerza esta opción por los pobres, ponemos de manifiesto que todo proceso evangelizador implica la promoción humana y la auténtica liberación `sin la cual no es posible un orden justo en la sociedad´…Para la Iglesia, el servicio de la caridad, igual que el anuncio y la celebración de los Sacramentos, `es expresión irrenunciable de la propia esencia´” (DA 399).

En una perspectiva creativa, el Papa Francisco en el número 236 de La alegría del Evangelio (EG) mueve a asumir las actitudes de Jesús Buen Pastor que viene a ofrecer vida en plenitud a su pueblo:

“El modelo no es la esfera, que no es superior a las partes, donde cada punto es equidistante del centro y no hay diferencias entre unos y otros. El modelo es el poliedro, que refleja la confluencia de todas las parcialidades que en él conservan su originalidad. Tanto la acción pastoral como la acción política procuran recoger en ese poliedro lo mejor de cada uno. Allí entran los pobres con su cultura, sus proyectos y sus propias potencialidades. Aun las personas que puedan ser cuestionadas por sus errores, tienen algo que aportar que no debe perderse. Es la conjunción de los pueblos que, en el orden universal, conservan su propia peculiaridad; es la totalidad de las personas en una sociedad que busca un bien común que verdaderamente incorpora a todos”.

Con belleza expresa en el número 237 que Jesús para comunicar su Evangelio a lo largo de la historia, necesita de muchas personas de las diversas realidades sociales para proponerlo a la mayoría del pueblo.

“La mística popular acoge a su modo el Evangelio entero, y lo encarna en expresiones de oración, de fraternidad, de justicia, de lucha y de fiesta. La Buena Noticia es la alegría de un Padre que no quiere que se pierda ninguno de sus pequeñitos. Así brota la alegría en el Buen Pastor que encuentra la oveja perdida y la reintegra a su rebaño. El Evangelio es levadura que fermenta toda la masa y ciudad que brilla en lo alto del monte iluminando a todos los pueblos. El Evangelio tiene un criterio de totalidad que le es inherente: no termina de ser Buena Noticia hasta que no es anunciado a todos, hasta que no fecunda y sana todas las dimensiones del hombre, y hasta que no integra a todos los hombres en la mesa del Reino”. (EG 237).




Comparte






Quiénes somos Horario de programas Contacto Producción RV Links Otros idiomas Santa Sede Ciudad del Vaticano Celebraciones litúrgicas del Papa
All the contents on this site are copyrighted ©. Webmaster / Credits / Aviso legal / Publicidad